21 Ago 2011

El Autor

Es un entusiasta de la web 2.0 y del marketing 360º. Vive en Madrid y sus pasatiempos son jugar al Squash, volar en Paramotor. "El storytelling me parece la forma más efectiva de comunicar".

Compartir

Héroe especial

Un héreo Especial

(Fuente: historia leída en Yahoo.es)

Les voy a contar una historia. Ésta estatua de bronce está en la entrada del Ayuntamiento de Köpenick. El personaje es Wilhem Voigt, un héroe para los Berlineses.

Wilhem era un zapatero desocupado. El 16 de Octubre de 1906, arruinado y viendo que los políticos se enriquecían a costas del pueblo, tomó una decisión que cambiaría su vida.

Se puso un uniforme comprado en una tienda de segunda mano, caminó hasta la plaza donde un batallón de soldados hacía prácticas y dando ordenes con voz firme lo puso bajo su mando. Les ordenó marchar hasta el Ayuntamiendo de Köpenick y apresar al Alcande y al Tesorero por malversación de fondos y robo.

Los soldados obedecieron y condujeron a los prisioneros a la Capitanía General de Berlín, mientras él se dirigió a la Estación de Köpenick, donde desapareció.

Antes de abandonar el Ayuntamiento tomó 4.000 Marcos y dejó firmado un recibo con el nombre del Director del último presidio donde había estado recluido.

Nadie supo de él hasta unos cuantos días después cuando lo encontraron en un prostíbulo en las afueras de Berlín. El juicio que le cayó encima hacía prever una condena pesada para el desocupado zapatero.

Sin embargo, su alegato logró atrapar la atención de toda la población. La gente simpatizó con su causa y recibió un gran apoyo popular. El cariño provocó que le redujeran la pena a dos años y, finalmente, el Kaiser Guillermo II terminó indultándolo.

Hoy la historia de Wilhem se enseña en las escuelas y es un ejemplo de resistencia original.

Sin comentarios
Deja un comentario

Recibe directamente los últimos Posts

Populares Recientes Comentarios