24 Ene 2014

El Autor

Es un entusiasta de la web 2.0 y del marketing 360º. Vive en Madrid y sus pasatiempos son jugar al Squash, volar en Paramotor. "El storytelling me parece la forma más efectiva de comunicar".

Compartir

Los seis sombreros

A principios de los años 80 el Dr. Bono inventó el método los “Six Thinking Hats”. Este método es un marco para el pensamiento y puede incorporar pensamientos laterales. Valiosos juicios de pensamiento tienen lugar con este sistema, pero no es pensado para ser utilizado como forma de pensamiento normal.

Las mayores organizaciones del mundo como Prudential Seguros, IBM, Federal Express, British Airways, Polaroid, Pepsico, Dupont, y Nippon Telephone & Telegraph, han usado el método de los “Six Thinking Hats”.

Los seis sombreros representan seis modos de pensamiento y son direcciones de pensamiento más que etiquetas de cómo pensar. Esto significa que los sombreros son utilizados proactivamente en vez de reactivamente.

El método promueve mayor participación de más gente. En las palabras de Bono: “separan el ego de la performance”. Cualquiera puede contribuir a la exploración sin meter su ego, al estar sólo utilizando un sombrero (ej. El amarillo). El sistema de los seis sombreros promueve la performance en vez del defender el ego. La gente puede contribuir bajo cada sombrero aunque inicialmente apoyara una visión contraria.

El punto clave es que cada sombrero ofrece una dirección de pensamiento en vez de ser una etiqueta de cómo pensar. Las claves teóricas para usar el método de los STH son:

  • Estimular el pensamiento paralelo.
  • Estimular todo el espectro de pensamiento.
  • Separar el ego de la performance.

El libro publicado Six Thinking Hats (de Bono, 1985) está disponible y explica el sistema, aunque se han agregado cosas y se han modificado marginalmente algunas metodologías de ejecución.

El siguiente es un extracto de John Culvenor y Dennis Else (Engineering Creative Design, 1995)

Los “six thinking hats”

Hay seis sombreros metafóricos y el pensador se puedo poner o sacar uno de ellos para indicar el tipo de pensamiento que se está usando. Este ponerse o quitarse es esencial. Los sombreros nunca se pueden usar para categorizar a las personas, a pesar que su comportamiento parezca invitar a ello. Cuando se hace en grupo todos usan el mismo sombrero al mismo tiempo.

El pensamiento del Sobrero Blanco.

Este cubre datos, números, necesidad de información y cosas que faltan. “Creo que necesitamos un poco de pensamiento de sombrero blanco en este momento…” -lo que quiere decir, dejemos de argumentos y propuestas y miremos los datos.

El pensamiento del Sobrero Rojo.

Este cubre intuición, sentimientos y emociones. El sombrero rojo le permite al pensador lanzar una intuición sin ninguna necesidad de justificarla. “Poniéndome el sombrero rojo, pienso que esta es una idea terrible”. Normalmente los sentimientos y la intuición sólo se pueden introducir respaldados por una lógica. Generalmente el sentimiento es genuino pero la lógica pobre. El sombrero rojo le todo el permiso al pensador para expresar sus sentimientos sobre el tema en ese momento.

El pensamiento del sombrero negro.

Este es el pensamiento del juicio y la prudencia. Es uno de los sombreros más valiosos. Bajo ningún concepto es un sombrero inferior o negativo. El sombrero negro sirve para señalar porqué una sugerencia no encaja con los datos, la experiencia disponible, el sistema en uso, o la política seguida. El sombrero negro siempre tiene que ser lógico.

El pensamiento del sombrero amarillo.

Este es el de la lógica positiva. Porqué va a funcionar y porqué traerá beneficios. Se puede usar para mirar los resultados positivos que traería una acción propuesta, pero también podría usarse para encontrar cosas valiosas en lo que ha pasado.

El pensamiento del sombrero verde.

Este es el sombrero de la creatividad, las alternativas, las propuestas, de lo que es interesante, provocaciones y cambios.

El pensamiento del sombrero azul.

Este es la visión general del proceso o el sombrero de control del proceso. No mira el tema en sí, sino al proceso del tema. “Poniéndome el sombrero azul, creo que deberíamos ponernos el sombrero verde y pensar en esa dirección”. En términos técnicos, al sombrero azul le concierne lo meta-cognitivo.

 

Traducido al español por Raúl Rodríguez Gascue

Enero de 2014

 

Sin comentarios
Deja un comentario

Recibe directamente los últimos Posts

Populares Recientes Comentarios