19 Jun 2011

El Autor

Es un entusiasta de la web 2.0 y del marketing 360º. Vive en Madrid y sus pasatiempos son jugar al Squash, volar en Paramotor. "El storytelling me parece la forma más efectiva de comunicar".

Compartir

MujiK

Leyendo comentarios del diario el País sobre el impuesto que Mujica pretende para el agro, un usuario escribió –MujiK-. El Presidente Batlle, irónicamente, dijo hace un tiempo que Hernandarias trajo la ganadería al Uruguay y los Kirchner la agricultura. Los K aplicaron políticas tan destructivas que obligaron a los empresarios argentinos a buscar mejores horizontes en nuestro país. Lo acertado del comentario es que en una palabra sintetiza una situación que podría repetirse en nuestro país. Los impuestos de Mujik desestimularán la inversión actual y futura, como lo hicieron los K. Basta recorrer el interior del país para ver la trasformación brutal que hay. El antes –gaucho pobre- a caballo hoy pilotea una cosechadora guiada por GPS. La seguridad jurídica estimuló la inversión que trajo aparejado el desarrollo del interior del país, cosa impensable hace apenas unos años. El problema no es poner impuestos sino cambiar las reglas de juego. Fruto de una presión ideológica de una minoría que –gobierna- el Frente Amplio, que el electorado no eligió, se toman medidas que dañarán al conjunto de la población inexorablemente. Inversores que eligieron al Uruguay, por ser un país serio y apegado a la seguridad jurídica, hoy encuentran un panorama incierto. El Presidente es el principal promotor de la desconfianza, desconociendo las razones que mueven el capital hacia un lado u otro. Además del agro, esta falta de certidumbre se ha manifestado en varias industrias. El laudo por el cual el gobierno promueve un aumento del 6% a los salarios pisotea convenios laborales acordados donde los ajustes salariales serían por el IPC. Lo que tira por tierra todos los beneficios que otorgaban las empresas como reconocimiento de una paz laboral que, por otra parte, es fundamental para la planificación y desarrollo. Mientras Luis XVI escribía en su diario: “rien” refiriéndose a la ausencia de caza de esa mañana, el pueblo tomaba la Bastilla. De esta forma evidenciaba la poca relación que existía entre él y la realidad. Pues Mujik sigue su mismo camino.

2 Comentarios
2 Comentarios
  1. muy buen artículo!!!!

  2. Gracias!!! Me gusta que te guste 😉

Deja un comentario

Recibe directamente los últimos Posts

Populares Recientes Comentarios