22 Oct 2012

El Autor

Es un entusiasta de la web 2.0 y del marketing 360º. Vive en Madrid y sus pasatiempos son jugar al Squash, volar en Paramotor. "El storytelling me parece la forma más efectiva de comunicar".

Compartir

Seguridad

Tenemos que trabajar para lograr una sociedad mejor, más justa, más equitativa. De eso no cabe duda. No creo que nadie proponga un programa que no contemple a toda la sociedad, especialmente a los más necesitados. Ya todos hemos entendido que la única forma de vivir en paz es si ésta es para todos. No hay paz mientras haya gente sin comida, sin techo digno, sin salud y sin educación. Pero no hay paz mientras que con la excusa de una sociedad “culpable”, se ganan votos dejando en la impunidad a los delincuentes. No es culpa de ésta sociedad que se hayan generado monstruos asesinos.

Vamos a parar con los atropellos. Vamos a parar con las amenazas. Nos es posible vivir en una ciudad donde los marginales, con varios antecedentes penales, tienen a la ciudadanía en vilo. ¿Cómo puede ser que hay zonas de la capital donde no entre la policía? Basta con leer los diarios para saber que es cierto.

Basta de impunidad a los malandras que andan sueltos por los barrios atemorizando a las familias decentes de este país. Madres, niños y padres de familia se esconden detrás de las rejas de sus casas como si fueran culpables de la pandemia de pasta base y violencia que azota el Uruguay.

No seamos irresponsables. Ya bastante mal se le ha hecho a la sociedad uruguaya en la época del terrorismo. Bastante mal le hizo después la dictadura. No la sigamos azotando con la inseguridad en las calles. Saquen de circulación a todos los malandras que andan sueltos y llévenlos presos. No jodan con las culpabilidades de la sociedad. Ésta no hizo nada.

No es aceptable que muera gente inocente por la falta de firmeza del gobierno en materia de seguridad.

Tarde o temprano, la sociedad le cobrará a éste gobierno la desidia. La falta de decisión en materia de seguridad. Tarde o temprano, este gobierno caerá. Y la herida abierta de miedo que desangra a la sociedad deberá suturarse con mucho más dolor que el que hoy se podría lograr.

Es sólo cuestión de decidirse. Basta ya de falsas posturas. Asuman sus deberes y obligaciones. Protejan al ciudadano de a pie. No sigan ahorcando a una clase media que fue el orgullo de este país y ahora esta encerrado detrás de rejas como cárceles al revés.

Sin comentarios
Deja un comentario

Recibe directamente los últimos Posts

Populares Recientes Comentarios