URUGUAY, que no ni no…

Los uruguayos prestamos atención a pequeñas cosas que ningún otro ciudadano del mundo haría, por ejemplo, ver si nombran a Montevideo en el pronóstico del tiempo de CNN. La realidad es que la visibilidad de nuestro país es casi nula generando que nos confundan con los argentinos que sí tienen una gran exposición. Es decir, somos argentinos por defecto para quien no nos conoce.

El martes 3 de Mayo se jugó uno de los partidos de fútbol que más expectativa generó en los últimos tiempos, alcanzando 14.144.000 espectadores en la 1ª de TVE. No los voy a entretener con el partido que resultó ser el pasaje del Barcelona a la final de la Champions en Wembley el próximo 28 de Mayo.

Constantemente los locutores anunciaban el programa que vendría después del partido: Españoles por el Mundo, un programa que se emite todos los martes donde se ven testimonios de españoles que viven en el exterior (fuera de España). Esta vez el país elegido era URUGUAY. Sin duda, nunca tanta audiencia oyó el nombre de Uruguay como esta vez. Mas de 14 millones de personas quedaron expuestas a la marca Uruguay sin que se pagara un centavo y, si esa enorme masa de espectadores no cambió de canal, vieron imágenes extraordinarias de nuestro país.

El programa recogía el testimonio de seis españoles que viven en Uruguay. Un asturiano que canta en el Mercado del Puerto, gordo simpático que llevó de la mano a los periodistas por los rincones más pintorescos del marcado; una vasca que está totalmente incorporada a la vida montevideana al extremo de integrar una cuerda de tambores en su adoptivo barrio Sur; un asturiano paisajista que se dedica a exportar palmeras a Europa; una catalana enamorada de un uruguayo que guió a los periodistas por la extraordinaria singularidad de Cabo Polonio; un gallego que mostró Punta del Este como hace unos años se mostraba la costa española hablando de la Milla de Oro con precios excesivos para mi gusto; un periodista de EFE que guió a los periodistas por Colonia del Sacramento; el Sr. Bouza, un gallego dueño de la bodega que lleva su nombre, que entre lagrimas habló de la emigración de su época; y finalmente, otra mujer que se quedó a vivir en un hotel boutique de su propiedad en La Paloma, digno de envidia.

Las imágenes del Uruguay fueron espectaculares, mostraban lo mejor de nuestras costas y campos. Todos coincidían en que los uruguayos somos gente muy relajada, tranquila, educada y solidaria. El programa fue la mejor campaña publicitaria de nuestro país, sin lugar a dudas. Mostraron un país fantástico, con paisajes únicos y gente maravillosa; defendieron el patrimonio del tango uruguayo y destacaron la performance de nuestro equipo de fútbol en el último mundial. También reconocen un toque melancólico que tiene un punto muy atractivo a juzgar por sus dichos.

Pero todos coincidieron que es difícil lleva adelante proyectos en nuestro país. Nos ven como quedados y poco emprendedores. Se confirma que, en Uruguay, cuando alguien tiene una idea, se genera otra en sentido contrario que anula totalmente a la original.

2 Comentarios
2 Comentarios
  1. muy de acuerdo en todo……buen artículo!!!

Deja un comentario

Recibe directamente los últimos Posts

Populares Recientes Comentarios